lunes, 18 de mayo de 2009

Iron Maiden – recuerdos y grandeza


Al ver el documental Iron Maiden: flight 666, tuve dos iluminaciones. Una, el recuerdo. Cuando cayó el disco Seventh son of the seventh son en mis manos en 1989, cuando compré mi primer playera negra y poster del grupo (con Eddie de protagonista), cuando comencé a grabar los demás discos, cuando escuchaba su música e historia en Revolución Rock de la Metrostereo, cuando escuché Fear of the dark por primera vez y me dio escalofríos, cuando mi colegio católico envió a mis padres una lista de grupos de metal “satánicos” para boicotear, cuando me vi obligado a quitar y quemar mis posters y cassettes (afuera de la casa porque adentro podía dejar demonios), cuando me olvidé del grupo luego de un retiro cristiano y cuando hace cinco años me compré el grandes éxitos para recordarlos.

Y la segunda iluminación fue ver la grandeza de esta banda alrededor del mundo. También el conocer como cada ejército Maiden de fans disfruta y sufre las condiciones de su país. En Colombia todos tienen la cara de que ya no soportan las chingaderas de los militares y las autoridades. En India con sus enfermedades y pobreza. En Argentina que son unos engazados de primera. En México con su “Ole ole ole ole, Maiden, Maiden”. En Brasil con su sacerdote de enseñanzas basadas en las rolas del grupo. El ver en el concierto de Costa Rica a dos guatemaltecos conocidos, Pepio y Maynor, robándose la cámara como hard core fans, no tiene precio. Y lo mejor, la energía con que los 6 viejitos ingleses actúan, viven y se expresan, como si tuvieran la mitad de su edad. Aún mejor digo yo.

Por último, a quienes pudieron ver el documental, ¿no creen que la nueva generación de chicas fans de Iron Maiden viene prometedora? Están preciosas las roqueritas con sus blusas negras. No dejemos atrás a las hijas de Steve Harris… que muñecas. Yo me caso.

4 comentarios:

El Vigilante dijo...

Puta... yo también.

el Kontra dijo...

Up the Irons!!! Para mi fue fabuloso Somewhere in Time, en el que a pesar de algunos cambios lograron mantener su estilo. No lo he visto el documental, pero se oye bueno, buen post mano. Saludos y Metal!!!!

gretel dijo...

jaja
tuve que buscar en internet una definición de "engazado"
y sí...
somos unos engazados.

David Lepe dijo...

El Vigilante: Verdad que sí... ulugrún. Gracias.

el Kontra: cuando podás, mirá el documental, te va a gustar mucho. Gracias.

gretel: Que lindo. Gracias por tomarte la molestia de buscar la palabra. Saludos. Suerte en los estudios.