jueves, 27 de agosto de 2009

Historias de Chayán – Año nuevo de Consuelo (parte 2)


Conté hasta diez y comencé a tocarle el hombro a esa medio bella durmiente. “Sht, usted, ¿está despierta?” Le decía al oído, pero con un brazo cubriéndome la cara, por si tiraba una manada. No se despertaba. “Consuelo, Consi, Consi despierte”, le repetía. Entonces decidí poner música a todo volumen para despertarla. Encontré solo un caset, decía escrito a mano “Fantasmas del Carive”… íjoles, hasta yo sé que “Carive” no se escribe así. Puntos menos. Aguante…. Jaja.

Le di play y sonó esa cosa, ah, música tan fea. Se despertó de golpe. “Puta usted, apague esa mierda”, me dijo. Ah no, no puede ser mi novia, pensé, a mí no me gustan las mujeres que dicen malas palabras. Apagué a los Fantasmas. “Hola Consuelo, buenos días, ¿qué tal está?”, le dije. Ella se comenzó a reir, pura loquita, y me vio. “¿Ya hasta se vistió usted?”, me preguntó. Yo le conté que tenía un compromiso familiar y que la llamaba más tarde, puras mentiras, entonces necesitaba la dirección de su casa y un teléfono para que un mi amigo me fuera a traer.

Me dio la dirección y fui a buscar el teléfono a la sala, y no lo encontraba. Porque ya va que en esos tiempos teníamos celular, já, si eran carísimo, solo los doctores o millonarios tenían. Encontré el teléfono y llamé a un mi amigo que era evangélico, así seguro no había chupado la noche anterior y podía ir a traerme. “Vos chayán, vení a traerme, te pago la gasolina”, le dije y le di la dirección. Llegaría en 15 minutos, porque los primeros de enero no hay tráfico.

Entonces regresé al cuarto “adiós Consuelo, ahí la llamo pues”, le dije saliendo del cuarto. Ella se carcajeó. No entendí. Volví a salir por el techo. Estaba en la calle, seguía con el dolor de cabeza, cuando se me acercó un chavo, todo desnutrido, pero con los ojos rojos y llorosos. Me empujó. Casi me bota. "Vos chayán agarrá onda", le dije.

“Vos saliste de esta casa, ¿te cogiste a mi novia anoche?”, me preguntó. El estómago no aguantó más y guaquié, ahí mismo en la calle. Ay, qué manera de comenzar el año.

(Continuará).

Para saber quién es Chayán, ver el post Chayán, el peluquero cuenta-historias

13 comentarios:

Juan Pablo Dardón dijo...

No sé por qué razón empiezo a pensar en un guión cinematográfico y ver a Rob Scheider protagonizándolo. Bueno, al menos un comic pues. Qué buena esta saga.

Cloe dijo...

Linda manera de comenzar el año!

Abrazo

Hikaru dijo...

Me parecen las historias de Chayán, suelo "copiar" ciertas palabras, así que no me extrañaría que después hable como Chayan.

Saludos, que estés bien :)

gretel dijo...

jajaja, va buenísima la saga

Seletenango dijo...

jajajajaajajajajaajajajajaajajajajajajajajajaja, me gusta ese estilacho joven! esperare la otra parte...

LuisRo (P*!!!) dijo...

jajajaj que manera de comenzar el año! que manera....

Abril dijo...

uy no!!!!!!!!!!!!!!!


aaaaaah patojo!, lo primero que hice fue venir a ver el internet corriendo para ver la segunda parte.


Ok, ok, ahora el asunto se puso mas interesante.

David Lepe dijo...

JP: Gracias. Todo un Rob tercermundista... te entiendo.

Cloe: más que "linda", digamos que "interesante".

Hikaru: el idioma Chayán es interesante, porque transmite mucho respeto, pero también se sale del guacal.

gretel: El lunes termina esta historia. Hay otras 4 que quiero compartir aquí. gracias.

Seletenango: Ya el lunes la leerás. Gracias por tus lecturas.

LuisRo: por lo menos, yo no quisiera comenzar un año así, no sé si a vos ya te tocó algo similar. Abrazo amigo.

Abril: Gracias Abril, que lindo. Te agradezco tu atención.

DIANA dijo...

Hola David...

tengo que ponerme al dia con tus ultimos post.
Esto tambien es lo bueno de los blogs, que sirven para evadirnos un poco de la realidad.

Besos y apapachos

Diana

Issa dijo...

wajajajj segui contando las historias que me alegras el rostro :) jajjaja

Pedro Alejandro dijo...

Chayan mas suertudo jajajaj. hasta guaqeó al novio.

paola guillen dijo...

A la que gruesooooo
siempre Tus relatos me emocionan pura pelicula... voy para la parte 3 pues...

David Lepe dijo...

DIANA: Gracias, un abrazo.

Issa: Te agradezco.