lunes, 20 de abril de 2009

Happy-Go-Lucky – La ingenuidad implica felicidad, ¿o es al revés?


La ingenuidad implica felicidad, ¿o es al revés? Happy-Go-Lucky es una película que cuenta la historia de Poppy, una mujer extraña, divertida y generosa. Ella es feliz, y en ocasiones se me dificulta aceptar que una persona puede serlo, solo porque sí. Ya sea en el cine o en la vida de carne y hueso, es difícil para mí concebirlo. Creo que el secreto es que le viene del norte lo que piensen de su persona y sus actos.

Poppy es de esos seres que amas u odias, quienes te empujan a reír o a huir muy lejos. Con ella no existe el “más o menos”. Su permanente feliz estado de ánimo hace que bromee todo el día, todo, todito. Inclusive en ocasiones donde las personas esperan reacciones serias, ella no responde a eso. Sus comentarios irónicos te empujan a querer abrazarla o darle una manada en la frente. “Te matarás si manejas con esas botas”, le dice su instructor de manejo. “O sea, que me veo sexy”, responde ella.

Yo he conocido gente así. Claro, algunas utilizan la ingenuidad como aparente felicidad, y por consiguiente, un escape perfecto a su realidad. Pero ellos dicen que son felices. Pues si te lo crees compadre o comadre, más poder para vos.

Y me vuelvo a preguntar. La ingenuidad implica felicidad, ¿o viceversa? Al final, ¿cuál es la diferencia? Si eres feliz, disfrútalo. Si no lo eres y sueñas con serlo, puedes ver Happy-Go-Lucky, te dará algunas pistas.

Ver trailer de Happy-Go-Lucky.

6 comentarios:

glass ♥ dijo...

Divertida recomendación, algo positivo y no tanta maldad y destrucción. Creo que estas películas no las he visto en el cine, pero seguramente ya deben estar a la venta, espero. También ésta la buscaré.

La ingenuidad la veo como no tener miedo a los demás, no temer por lo malo, confiar en las personas, ver la vida clara y cierta, etcétera. Como extremo es malísimo, pero llevada bien, equilibrada, es fuerza, optimismo, seguridad y sí, felicidad. Creo que en este mundo necesitamos ser más ingenuos.

Yo no soy tan ingenua, pero eso no significa que no sea feliz. =P

Saludos.

GavilaSavilaMavila dijo...

Gracias por la recomendación amigo, la veré! Por la situación actual, me he vuelto menos ingenua, más desconfiada. Si sos ingenua, confiás en cualquiera, y hoy en día, eso es imposible, pero a veces me dan ganas de volver a serlo, de volver a sonreirle a todos y todas en la calle, a brindarle una mano a quien sea. Pero cada día me cueta más :(

Omar dijo...

tendre que ver la pelicula entonces, no parece tan mala...

Andrea dijo...

Verè la peli y te cuento. Abrazos

David Samayoa dijo...

La felicidad es la meta de cada persona, bueno, si no son emos jajaja, pero decime que tipo de felicidad vas a tener si a primera mañana lees un diario, donde nunca miras una noticia buena, incluso con la comida, esto te hace daño, a la semana dicen que es buenisimo, y viceversa, o que aumenta la violencia, sube la gasolina, etc, etc... ver noticias igual a depresion!!

Para mucha gente comprar algo nuevo las hace felices, o una buena comida, un mensajito de la chica que te gusta, la felicidad viene en pequeños paquetes y no de un solo tetuntazo...

Y si Apoyo la ingenuidad como variable general de la felicidad...

glass ♥ dijo...

Hola David Samayoa, jajaja sorry David por el comentario para David S... vaya relajo XD

Fíjate que yo trabajo en un noticiario, en tv, y diario es eso, lo que dices, muertes, robos, violencia, delicnuencia, enfermedad, terremotos... la lista es interminable. Pero por un lado no hay que ser ajenos a las penas de los demás, pero por otro hay que hacernos de tripas corazón y tratar de que en nuestro entorno, en el que convivimos por lo menos sea tranquilo y haya un poco de paz y felicidad. Y comparto contigo, como dices, también pasa con los pequeños detalles que siempre son los más importantes y crean un momento encantador.

Saludos.