lunes, 31 de enero de 2011

Un romance del cinéfilo con la piratería


Sí, soy un hijo, un hermano, un amigo, un cinéfilo... pirata. Como todo gran romance, mi relación con la piratería comenzó con coqueteos, probaditas de lo prohibido y necesidad de placer. Los inicios fueron con la música y mi desempleo. Comprar un cd quemado al estilo "dos en uno" de los éxitos de Creedence, a un precio veinte veces menor que el original, fue el cachondeo perfecto.

Luego, en 2005 llegó Cupido, encarnado en el cuerpo de Doña Dividí. Así le llamamos a la señora quien nos contactó a toda una oficina para vendernos películas baratas, ¡y por catálogo! No más pagos de moras en Blockbuster (siempre olvidaba las fechas de devolución), y no más gastar la mitad de mi salario en DVDs originales y de un precio exagerado en El Duende. Al fin, a disfrutar esas películas que los distribuidores en Guatemala nunca traerían.

Si yo quería inyectarme 10 películas en un día, llamaba a Doña Dividí y ella se encargaba del paquete. Fue el éxtasis total. Mi colección creció, mi adicción se fortaleció. Toda una orgía de cds y géneros de cine. Llegué a nadar en tantas películas, que hubiera necesitado ver una diaria por más de un mes para estar al día. El exceso me quebró y dos años después decidí rehabilitarme. Doña Dividí nunca me perdonó.

Cambié de trabajo y con el tiempo conocí a otros dealers, cada uno con su especialización. El Buki tiene clásicas, el gordo ofrece series animadas, el del eslogan "solo entregamos copias originales" fue el primero con servicio a domicilio, la flaca de San Lucas maneja estrenos y el enano de los tatuajes conseguía musicales. Gracias a la piratería he tenido desde 2005 mi película anual de Woody Allen, disfruté de toda la serie de Neon Genesis Evangelion, y poseo mis documentales de The Ramones, Nirvana y Metallica.

Y aunque no lo crean, me encanta ir al cine. El amor a las salas y la gran pantalla nunca ha muerto, pero la piratería ha sido una compañía romántica, pícara y ardiente. Además, quiero ver lo que me gusta y no limitarme a la paupérrima y vergonzosa cartelera guatemalteca de cine. Y quien esté libre de pecado, que me tire la primera piedra. Pero en guacalito por favor, los cinéfilos somos amantes, no guerreros.

15 comentarios:

Laura Valdez dijo...

Has expuesto muy bien lo que todos sentimos. Yo no lo pienso abandonar nunca, nunca, nunca.

espyder dijo...

El "Buki" es de aquellos "dealers" que no te decepciona. Toda mi vida he vivido (valga la rebuznancia) en la zona 1 y recuerdo que cuando empezaba a tener pisto, me hice cliente de un chavo que me grababa mis cassettes bajo listado; a máquina escribía las canciones en la parte trasera y por supuesto, los etiquetaba. Desde entonces, empezó mi estrecho vínculo con, no solamente música, sino películas, series y todo lo que pueda verse y/o escucharse.

Bonito artículo.

Fernando Ramos dijo...

La piratería ha crecido por la ineficiencia de los fabricantes de DVDs originales. Les cuesta darse cuenta que el precio de la entrada al cine es distinto en América latina, por ejemplo.

Por otro lado, la piratería es la eficiencia total, con el agregado que los dealers han ido aprendiendo el negocio y los gustos del cliente.

Yo descubrí que descargar de internet es todavía mucho más efectivo. Con una conexión decente y sabiendo algunos truquitos, se consigue todo lo que uno quiera; todo en su idioma original y los subtítulos siempre llegan, gracias a una horda de gente caritativa que se toma la tarea de traducir.

Te recomiendo que descargués tus propias películas y series, eso es acceder a otro nivel. Se consigue todo mucho más rápido.

Por otro lado, las grandes pantallas planas, los artilugios para reproducir desde un USB, y cositas por el estilo, ah la tecnología, hacen que apenas se pierda calidad de video.

Tengo una enorme pila de DVDs legítimamente piratas y ahora una gran cantidad de video almacenado en mi disco duro, aunque ya estoy necesitando otro, porque se llena.

Saludos

Seletenango dijo...

Totalmente de acuerdo, es como su hubiéras sacado de mi mente todo lo que yo siento! jajajajaja

Hikaru dijo...

Como no incluir al Buki con los clásicos que son justos y necesarios de ver. O las miles de ventas que San Lucas provee con tantos estrenos inimaginables.

He perdido la cuenta del exceso de películas piratas que rondan por mi casa, más de 500 quizás. Y a valido la pena cada centavo :)

Como siempre David, un buen post. Un gran abrazo!.

Dear Prudence dijo...

Jaja, sos lo mas. Te juro que intento abandonar la piratería, pero no puedo... las cosas estan tan al alcance y tan accesibles en todo sentido, que es imposible rehusarse a eso.
Asi que, somos cómplices de esto jajaja.
Miles de besos Dave.

Pedro Alejandro dijo...

Estoy de acuerdo con todos. (Esto sí es raro) Pero es la verdad y quisiera agregar que hay peliculas que ni los 5 o 10 quetzales valen la pena gastar.

Un post sacado de la mente y el alma de entretenimiento. Me gustó la verdad.

Duffboy dijo...

"Los cinéfilos somos amantes, no guerreros", eso tiene que estar en una t-shirt! Te propongo que nos juntemos quincenal o semanalmente para intercambiar pelis. ¿Te parece?

Eddy Roma dijo...

La piratería permite conseguir materiales que ni soñábamos en conseguir. Todavía hace falta que presenten el full devedé de las películas, sin doblajes que indignen y "bonus features" que falten. Y tampoco confío mucho en el disco duro de la computadora (puede fundirse, pueden robarla, nadie saca copia y adiós a todos los archivos). Prefiero tener el objeto físico, así ocupe un montón de espacio.

David Lepe dijo...

Laura: Gracias por tu visita. No, que no se abandone nunca.

espyder: También tuve mis casets con las canciones escritas a máquina. La ventaja es que se tiene lo que uno quiere, de manera directa. Saludos.

Fernando: Ya comencé mi rutina de bajar películas, comencé bajando documentales muy difíciles de encontrar en Guatemala. Ahora voy por las películas nominadas al Oscar, porque acá en el cine vamos crudos. Gracias y saludos.

Seletenango: En realidad, entré en tu cerebro y no te diste cuenta. Bastante interesante tu cerebro, relax y todo. Gracias.

Hikaru: Hay un momento en que tanto disco empieza a revolotear por las casas. Y la seño de San Lucas, muy buena, recomendable para estrenos y catálogo. Saludos.

Dear Prudence: Es difícil encontrar a personas que no han caído en lo pirata. Yo tengo un par, pero son piratas para música, pero no para películas. Ellos sabrán. Gracias.

Pedro: Tuvimos una buena plática al respecto, verdad. Gracias por tu lectura.

Duffboy: Mirá que eso lo debimos haber comenzado hace años, pero nunca es tarde. Yo veo ahora muy pocas películas, así que sería buenísimo juntarnos mensualmente. Ahí nos pondremos de acuerdo. Gracias mano.

Eddy: Hay unos doblajes que sí, jaja, son pésimos. Más te confunden los diálogos. Yo soy de los románticos mano, yo tengo mis dvd originales y todo, por tener el recuerdo físico. Pero cada vez compro menos, mucho menos. Gracias Eddy.

J M dijo...

Excelente opinión, muy honesta... yo lo miro como cuando estudiaba letras y debía leer un libro. No importaba si lo compraba, lo prestaba, lo fotocopiaba... lo importante era conocer tal obra de arte. Por eso no comprendo a los que compran cualquier película, por qué pierden así su tiempo? Saludos!

Shoplifter-Davide dijo...

Bueno si como todos, de hecho la mayor parte de licas del momento las compro en el mercado pirata, algunas salen bien otras salen mal, pero que jodidos muy rara vez compro originales porque para empezar muchas de las licas que me gustan nunca estan disponibles en los lugares que se las llevan de conocedores de cine y música (lo mismo esta pasando con la música).

Lunatika Lu León dijo...

Salú! Y a ti te debo el haber visto películas muy buenas que no he vuelto a encontrar pero que me han inspirado :) Gracias por prestarlas!
Abrazón!

David Lepe dijo...

JM: muchos ven películas solo para entretenerse, así tranquilos. Yo soy cada vez más selectivo con lo que veo, porque tengo poco tiempo ahora. Creo que igual te pasa a tí. Abrazos vos.

Shoplifter-Davide: Cuesta encontrar un dealer que te lleve las favoritas de uno, no de todo el mundo. Yo originales ya solo si están en oferta o musicales que me gustan mucho y piratas no los encontraré. Saludos man.

Lunatika: Gracias vos. Es un gusto recomendarte rollos, porque vos sí les das por lo menos una oportunidad. Abrazote.

Claudia dijo...

Ahora deberiamos de formar un club de piratas anonimos para intercambiar pelis y ver las que no hemos visto, que tal te parece la idea???