miércoles, 17 de junio de 2009

Mi "amigo hombre"


Hace 9 años, con una amiga, llevábamos a sus primitos al cine. Ana Cristina se llamaba la primita, y con su hermano se agarraban a golpes en el asiento trasero. Mi amiga me sugirió que viéramos Austin Powers: The Spy Who Shagged Me. Yo le dije que mejor no, “porque en esta película salen penes y vaginas”, le susurré al oído, mientras la niña y el niño se seguían dando de manadas y patadas, jugando decían ellos.

Era miércoles, dos por uno en entradas al cine. Estábamos en la cola que más parecía montonera de madres desesperadas con sus hijos aprovechando la promoción. El primito de mi amiga preguntó si podíamos ver la de Austin Powers, a lo que Ana Cristina le respondió gritando “Esa nooo, porque salen penes y vaginas”. Y como es clásico, todos en la fila de entrada se callaron, unas señoras nos tiraron miradas endemoniadas y con mi amiga sudamos mucho de la vergüenza, la cual ahora es motivo de risas entre nosotros.

Esa es la mejor anécdota de ella, una niña que tenía 8 años cuando la conocí. Yo redondeaba los 22. Por razones que no recuerdo, la pequeña y su hermano tuvieron una época la cual pasaron mucho tiempo en la casa de mi amiga, su prima grande.

Con Ana Cristina nos hicimos muy amigos desde la primera vez que nos vimos. Jugábamos mucho. Mi dinámica favorita era “Concierto de Backstreet Boys”, porque ella era fiel fan del grupo. Se sabía de memoria todo el maldito disco, yo solo podía balbucear dos o tres canciones.

Algo que siempre me llamó la atención era que ella no reía mucho. Y para su edad, me perecía demasiado extraño. Pero cuando bailábamos en coreografía I want it that way, nos carcajeábamos como nunca. “Sos mi amigo hombre”, me decía, refiriéndose a que era su amigo adulto. Fueron unos par de meses muy divertidos.

Tenía más de 10 años de no verla, hasta esta semana, en la graduación de mi amiga. Ahí estaba Ana Cristina, toda una mujer de casi dos metros de alto. Le quería contar a alguien, a cualquiera, que en la mesa del lado opuesto del salón estaba la niña que no le gustaba perder en fut, con quien jugué Barbies por primera vez y a quien la cargaba en los hombros en los centros comerciales cuando se cansaba.

Le dije a mi amigo de al lado que la viera. “Si vos, ella se parqueó al lado de mi carro, está bien buena”, me respondió. Está bien, él no era el indicado para relatarle mi historia. Llegó mi amiga y me preguntó “¿Ya viste que chula se puso mi primita?”. Yo le respondí que no la había visto bien. “Pues aprovechá ahorita, porque ahí viene”, me dijo. Y era cierto, ahí venía a saludar a mi amiga. Yo pensé fugazmente qué decirle. “Hola, te acordás de mí, tu amigo hombre”, se me vino a la mente. Ella llegó a la mesa a saludar a mi amiga. Yo me levanté, la vi, me volteé y me dirigí a saludar a un señor en la mesa de al lado. ¿Qué estaba pensando? ¿Por qué le interesaría a ella recordar esas cosas? Recapacité.

Ella regresó a su lugar. Yo la seguí viendo de lejos. Ahí estaba, tan bonita, tan formal, tan adolescente. Y lo que más me gustó, la vi riendo mucho, seguido y fuerte. Espero lo siga haciendo durante toda su vida.

21 comentarios:

oscardante dijo...

no me imagine que fueras tan inseguro

oscardante dijo...

minimo mla ubiras saludado

gretel dijo...

ooohhh
que ternura, david
y yo te entiendo, creo que uno prefiere la incertidumbre a saber que la otra persona quizás ni se acuerda de tí.
saludos

chapintocables dijo...

A mi me pareció tierno.

Seguros en Guatemala dijo...

Muy buen relato, la verdad es que todos somos bien tímidos y preferimos quedarnos con la duda.

Aunque aveces quizá sea lo mejor.

Saludos cordiales.

Seguros GYT no le fallan!

DIANA dijo...

Me agrada que compartas tus recuerdos...
Uno crece y cambia...a veces.

Saludos!

LuisRo (P*!!!) dijo...

Jajajaja lo único que se me viene a la mente es, a que backstreet boy interpretabas vos jajajajajaa.

Pedro Alejandro dijo...

Una de las mejores satisfacciones de la vida -y tendrá razón la gente grande- es haber influenciado en alguien de buena manera.

No conozco a ninguno de los personajes de la situación -exceptoa vos- pero si estoy seguro que influiste y que fuiste parte de algo tan bonito como su infancia.

Talvez te quedes con la duda o te la quites un día... pero estoy seguro que ese "amigo hombre" le dio una caricia al corazon inocente de esa niña. No sé como sería pero respeto tu decisión de hablarle a ella ni a nadie... hay sabores de la vida que uno se tiene que degustar solo.

[Hikaru] dijo...

Me gusto mucho este escrito, más la parte que relata cuando jugabas con ella :)

Al parecer el tiempo nos depara muchas sorpresas y sobre todo cambios

Saludos, que estés bien!

El Vigilante dijo...

Me llegó ALex.. Vos y seguros de Guatemala de G&T qué onda?
Ya te pagan... que pilas sos.

paola guillen dijo...

si la hubieras saludado!
y Si que rapido crecen los niños ni q lo digas....

glass ♥ dijo...

Leí mal el título de tu entrada, "Mi amiga hombre" jajaja, esperaba el final diciendo, ella era un hombre o algo por el estilo jajaja, y no me cuadraba la historia.

Bueno después del oso, viene el regaño: Dios!! De nuevo el titubeo =/ jajaja, no me hagas caso.

No bueno, para tener 22 años y conociéndote por alma rocker, querías mucho a esa niña como para bailar I want it that way!! Tell me whyyyyy?? jajaja

Pero no te arrepientes de no haberla saludado y de haber podido platicar con Ana??

Lindo relato. =)

caropé dijo...

Lepe! Cuántos buenos deseos que le vaticina!
Usted tiene alma buena;)

Le tiró buen onda, como decimos nosotros, in my country.

Lepe, ¿Cuándo se casa? u! perdón, es muy íntimo, pero tal vez, debería conocer de nuevo, o reencontrase sería, con esta chica.

Digo, nada más.
Salu2 Lepe!

David Lepe dijo...

oscardante: sí soy inseguro, pero no creo que reaccioné así por eso. Simplemente pensé, a esta preciosa adolescente, ¿qué carajos le importa que un chavo jugaba a cantar con ella cuando era pequeña? Gracias por tu comentario.

gretel: La verdad, no creo que se acuerde de mí. Y si se acuerda, no creo que sea tan especial. Fue especial, ahora ya solo es memoria, ya cada uno la maneja como quiera. Gracias.

chapintocables: A mí también me pareció tierno. Gracias por tu comentario, es el primero que me hacés así tranquilo, sin estar peleando contra el sistema u otra cosa.

Seguros en Guatemala: Bienvenido y gracias por la visita.

DIANA: es cierto, uno crece y la realidad va cambiando con uno. Gracias.

LuisRo: ¿Qué Backstreet Boy era? No lo creerías... era todos... nos turnábamos.

Pedro: Gracias vos. Esa frase de que algunas satisfacciones hay que disfrutarlas solitos, me gustó mucho.

Hikaru: Gracias. Vieras que en ese tiempo, yo le huía a los niños, mas lo chingones peleoneros como ella. Pero algo pasó... conectamos y nos la pasamos re bien.

El Vigilante: Me alegro amigo. Y Seguros no me paga, al contrario, yo les pago el seguro de mi carro. Jaja.

Paola: ¿te ha sucedido algo similar? es increíble. Uno piensa que los niños se quedarán pequeños para toda la vida. Gracias.

Glass: Tú esperabas un final "y se operó para ser un HOMBRE", jajaja. No, para nada. Vieras que con el tiempo, llegué a gustar de esa canción. Ahora cada vez que la escucho, la canto.

caropé: Muchas, pero muchas gracias, pero no me caso todavía. Y eso de imaginar a un señor de 32 con una niña de 18... pues no suena tan mal... pero no, mejor no. Gracias por tus deseos.

Prado dijo...

qué voy a hacer cuando mijo se eche su primer riff de guitarra?

ay dios.

Lunatika Lu León dijo...

Hola. Estoy 99.9% segura de que sí se acuerda de vos. Yo no tenía amigos tan grandes jeje pero sí tuve una amiga que cuando yo estaba en 5to primaria, ella estaba en 5to bach y nos ibamos juntas en el bus por la mañana. Me escuchaba mis tonteriitas de niña jaja
Ahora, BSB? jajaja Buena canción pero era mejor Everybody, jaja en cuanto a coreografía :P
Me gustó tu post.

André dijo...

Buen post vos. Aunque la chava no lo recuerde, seguro es algo que quedó grabado en su inconsciente. La vida sigue su curso y todo da vuelta, eso es lo bonito.

Clau dijo...

uuuu... jugaste barbies! jajaja!
Pero que paciencia... digamos q no todos los amigos de una quieren acer eso!
xD

David Lepe dijo...

Prado: Procurá que su primer riff sea de Page o Gilmore... ¿o mucho pedir? Saludos amigo.

Lunatika: En 5to primaria ya estabas más grandecita, por eso te acordás. Pero para 8 ó 9 años de edad, es mucho pedir. Gracias por tu comentario.

Andre: Con los niños es así. A veces uno piensa que uno les deja algo, pero es más seguro que ellos le dejen la enseñanza a uno. Son especiales.

Clau: Pues yo me la disfruté con las Barbies... vieras que nos inventábamos unos enredos entre las Barbies y Ken, buenísimos. En nuestro mundo, Ken era gay. Gracias.

Duff Man dijo...

Quizás haya posibilidad de explorar esa relación... ¿no viste Sin City? ;) Un romance tipo Bruce Willis-Jessica Alba, ¿no? Bueno, sin el pulp maldito, eso sí.

David Lepe dijo...

Duff: es tan buena, TAN BUENA tu idea, que mejor la borro de la mente. Gracias.