jueves, 29 de abril de 2010

Un tributo en vivo a The Wall


Un muro nos separa de la felicidad, de vivir una vida plena, si es que existe. Está construido con muchos ladrillos con los que nacimos, algunos el destino cordialmente nos regaló, otros son heredados y también existen los escogidos por decisión propia (aunque no se acepte)... entre otros.

La falta de figura paterna, una enfermedad, la guerra, la pareja que no nos ama como necesitamos, un sistema cagado de educación, la violencia, la represión, la inutilidad… son algunos. Se quiera o no, son los ladrillos que forman ese gran muro, del cual nadie se salva. Unos más grandes que otros, unos más propios que otros.

Para mí, de eso habla The Wall, disco conceptual de Pink Floyd de 1979, el cual evolucionó a conciertos teatrales y película años después. Cuenta con canciones verdaderamente hermosas como Mother (dedicada a la madre sobreprotectora) y Nobody home (un precioso poema a la soledad). Otras más densas como Confortably numb (himno a la locura, al despertar y el no saber si todo es mentira o realidad) y Hey you (la tenebrosa canción de amor). En sí, un disco ícono de la cultura y del rock.

El viernes 30 de abril en la noche, se estará realizando un concierto tributo a este disco, por parte del grupo Simbiosis, quienes ya han presentado tributos a Tool y Pink Floyd (“el pulsito” les quedó muy bien). Así que la invitación queda ahí, lugar Bad Attitude y entrada Q40. Espero se lleguen.

Les dejo el link de la actividad.
http://www.rockrepublik.net/post/248084/

Y... uuu, I need a dirty woman.

6 comentarios:

gretel dijo...

antes era más joven (o insensible) y ponía the wall como quien pone la radio.
a lo largo del tiempo, creo que cada una de esas canciones se fue relacionando con un ladrillo de los míos, de los que hablás vos...
ahora solamente lo saco muy de vez en cuando, una tarde tranquila merendando con mi marido y me sumejo (o me dejo caer) en las imágenes.

DIANA dijo...

Oh!..Amo a Pink Floyd, es de lo bueno que conocí al lado de mi esposo hace muuuuchos años...
Siempre me trae buenos recuerdos...
creeras que por las noches cuando nuestros hijos eran pequeños los mandabamos a dormir y ya estando a oscuras todo, conciliabamos el sueño con la música de fondo de Pink Floyd, porque teniamos bocinas por toda la casa..jajaja oh..que tiempos...


Saludos!!

Zosesbnv dijo...

uno de los tantos discazos que tiene Pink Floyd, muy bueno y que habla de todo lo que dices y más- por cierto de The Wall, ya sabes del proximo tour de Roger Waters? =D!
Saludos.

Prado dijo...

Me gustan las canciones que vos mencionás. Goodbye Blue Sky también. Las otras, digamos que obedecen más a la estética de la película que a una instropección o atmósfera auditiva de las que hace Pink Floyd. Así que escucharlas en como piezas sin las imágenes de Allan Parker no me van tanto. Lo bueno es que sé del virtuosismo de los músicos y estoy seguro que sonarán genial en vivo. Te veo ahí.

David Lepe dijo...

gretel: el momento en que uno descubre el fondo de The Wall es inexplicable. Como encontrar oro. Gracias por compartir tu comentario.

DIANA: lo mejor es que te trae BUENOS recuerdos. Gracias y que siga todo bien.

Zosesbnv: Buenísimo. Sí escuché algo de Waters, que tocará The Wall creo... impresionante. ¿Has visto el concierto en Berlín, para la caída del muro?

Prado: GBS es excelente vos. Con lo de las imágenes de la película, eso es lo que me gusta de Hey You, que no la tengo viciada. A ver qué tal les va hoy, a ver si se aprendieron al final las canciones, jaja, te veo.

Zosesbnv dijo...

Llegue a tener el video en mi posesion un tiempo pero nunca lo vi, aun no apreciaba al grupo como lo hago hoy, tendria ya que conseguirlo otra vez, cuando lo vea te digo que tal me parecio. Saludos!

pd: el que si vi y me gusto bastante a pesar de la mala calidad en que estaba fue el Live At Earls Court August 9th 1980 donde van construyendo el muro durante el concierto =D