viernes, 2 de abril de 2010

Invictus! “Todo hombre es dueño de su propio destino”


Por Edgar Monroy (arquitecto, cinéfilo, conocedor de rancheras y fanático de videojuegos de guerra).

Parece ser que el destino de Clint Eastwood y Morgan Freeman es hacer buenas películas y apasionarnos con ellas.

Aún para alguien que no es apasionado de los deportes, el guión y la trama es envolvente. En todo deporte, la disciplina, el carácter y el temple son fundamentales para alcanzar el triunfo, y en este film constituyen una metáfora de la lucha incansable del hombre por superarse a sí mismo e ir más allá de sus límites.

Ambientada en país multifacético y una era de cambios, mostrando hermosos paisajes y contrastes de un África indómita, es inevitable no sentirse inspirado por la vida de este hombre, Mandela, y como con algo tan mundano y humano como el deporte logra unir un país, “un equipo, un país”.

Invictus, un tributo a la hermandad.

2 comentarios:

Maria del Mar dijo...

Hasta la pelicula menos interesante de Clint Eastwood satisface y gusta. Este director logra contar las historias de manera natural y cotidiana, tanto así que inmediatamente nos hace sentir identificados con el guión, aunque este guión este tan lejos de nuestra realidad como es el caso de Invictus.
Me pareció una buena pelicula pero creo que se pudieron haber explotado mucho más las actuaciones porque el reparto era de admirar. Los dialogos me parecieron simples y sin profundidad. Esperaba más de la pareja Morgan Freeman-Matt Demon.

No es mi pelicula favorita de este director y se queda pequeña si la comparamos con obras de arte como Million Dolar Baby, Rio Mistico o el Gran Torino pero me gustó y vale la pena verla, asi sea para admirar la vida y personalidad de una leyenda como Nelson Mandela.

Saludos!

gretel dijo...

ufa, ahora la tengo que ver.