miércoles, 16 de diciembre de 2009

Twilight – vampiritos adolescentes y calientes.


Tenía curiosidad, más no deseo de ver la película Twilight. Tantas malas críticas me tenían convencido. Hasta que llegó la escusa perfecta: mi novia me pidió acompañarla a ver la segunda entrega de esta saga. Decidí que si voy a ver la 2… mejor veo primero la 1.

Y la verdad, es clitcheada, fresa, cursi y mtv-eada; pero por alguna razón me gustó. Lo que más me impactó es lo inteligente de la producción del filme, dirigida en su totalidad para vendérselas a todos los adolescentes consumistas del mundo. Y lo han logrado.

Los vampiritos sin duda son sexy, inclusive el principal llamado Edward es una mezcla fantástica de papasito vení pa’ca con chico popular, sofisticado y cool, y además: virginal. No digamos Bella, la “chica normal”, toda una girl next door lindísima, misteriosa y con carácter fuerte. Durante la historia se convierte en un tipo de Manzana de Eva, una mujer deseada y prohibida.

La sexualidad de la película no se presenta con besos o caricias, sino con miradas, respiraciones agitadas y gemidos. Es muy sugestiva, perfecta para que una sala “todo público” se excite y disfrute de esta sensación sin ruborizarse tanto.

Y el musicón está bueno: Muse, Paramore, Linkin Park… añadiéndose los créditos con Radiohead. Okay, vamos al cine a ver la Luna Nueva, ya les contaré.

8 comentarios:

Issa dijo...

Primero que bien se te lee feliz ;) el amore... Y segundo el fin de semana mis amigos me convencieron de ir a verla disq por lo romántico y la música me encantaría... A ver si me animo ;)

Nicaprio dijo...

Muy mal David, yo pensé que eras vos de buen gusto

David Lepe dijo...

Issa: A ver qué tal... este rollo no es el nuestro, pero tal vez algo sale bueno. Gracias por tu comentario, y me alegro que sientas que ando de buenas pulgas.

Nicaprio: Todos tenemos derecho a mínimo 3 resbalones al año... este es mi primero... o quinto, no sé. Gracias señor, un gran abrazo para usted.

Leon dijo...

Mmmm, en el Nombre de Alá, Clemente y Misaericordioso....

Fernando Ramos dijo...

Hay películas que se disfrutan con cargo de conciencia.

Para formar el criterio hay que ver toda clase de cine.

Saludos

David Lepe dijo...

Leon: A vos te gustaría, yo lo sé... no me tirés la primer piedra. Que chistoso. Gracias vos.

Fernando: Hoy sí. Nunca había estado tan de acuerdo contigo. Y ni siquiera lo había visto así, tenés toda la razón. Es como un dulce pecadillo. Gracias Fernando, hacia adelante.

Hikaru dijo...

Sinceramente no es mi tipo de películas, pero tiene algo que: no me molestaría verla otra vez xD

Hoy estuve necia de ir a ver la segunda parte, pero por estos lares nadie me acompañó :( así que en otra oportunidad o pirateada será ;)

Un abrazo David, que estés bien!

Navel dijo...

Estoy de acuerdo, estas películas no son más que para encaprichar a los adolescentoides y hacerlos creerse vampiros y copiar el look de dona espolvoreada del protagonista para conquistar nenas; sin embargo, no es del todo mala, simplemente muy comercial.

En lo personal siempre me ha gustado más leer los libros e imaginar yo misma la historia que ver cómo alguien más se la imaginó.

En fin, anda a ver la dos, me gustó más, tiene más emoción.