lunes, 27 de febrero de 2012

Bill Murray es lo que es porque...


Grita "What the hell is that?", junto a Steve Martin en Saturday Night Live de 1979.
Por inventarse la letra del tema de Star Wars también en SNL.
Da el gran discurso motivacional It Just Doesn't Matter a un grupo de adolescentes.
Como caddy se inventa la narración del partido de golf del imaginario jugador El Hombre Cenicienta.
Sigue cazando fantasmas aunque permanezca embarrado de moco después de chocar con Slimy.
Es uno de los sádicos más entusiastas cuando le pide a un dentista que le destroce las encías.
No se le raja en golpes al fantasma de la navidad presente.
No deja atrás a su mejor amigo y recupera a su novia mientras realiza uno de los mayores robos en Manhattan y huye de la policía.
Nunca toca manecillas de puertas con sus manos, siempre utiliza un pañuelo que hubiese podido decir con letras bordadas "Bob".
No se rinde con el anciano indigente que se muere una y otra vez cuando sus días se le repiten.
Despierta nuestro odio jugando boliche y jodiéndole la vida a Woody Harrelson y Randy Quaid.
Le ayuda a Jordan a ganarle en básquetbol a unos alienígenos tramposos.
Llega con sombreros raros, trajes estrafalarios, piernas fracturadas y muchás más de tonterías a Letterman.








No le teme a tirarse en bomba a la piscina luego de tomarse un whisky y fumarse un cigarro.
Es el único personaje interesante en la película de las tres muñecas odiosas peleoneras.
Lleva corriendo en camilla a Owen Wilson para que no se desangre después de haberse cortado las venas.
Por el secreto que le dice a Scarlett Johansson en las calles de Tokio.
Cuando no ganó el Oscar en 2004 y soportó con orgullo la broma de Billy Crystal "Bill, no te vayas, no te enojes".
Dos miembros de Wu Tang Clan le cantan "who you’re gonna call?", mientras él fuma y toma café.
Pierde a su mejor amigo y a su hijo en el océano. Al primero lo venga, al segundo lo llora.
Le recuerda a Sharon Stone, con actos, por qué ella se había enamorado de él.
Finge ser zombi para que Woody Harrelson no le vuele la cabeza de un escopetazo.
Por su estelar agradecimiento en los Scream Awards de 2011.
Monta un gigantesco espectáculo utilizando la culpa de un anciano Robert Duvall.
Y por salir sin camisa, con una botella de vino en una mano y en la otra un hacha, y decir "ya regreso", en el trailer de Moonrise Kingdom, lo nuevo de Wes Anderson.
Por eso y mucho más… larga vida a Bill.









7 comentarios:

Juan Pablo Dardón dijo...

MAESTRIA DE POST, DE HOMENAJE, DE TODO. Me rindo ante vos, me sacaste lágrimas y risas :´)

Zosesbnv dijo...

Bill Murray es Dios.

Eme dijo...

A mi también me encanta, después de tu post me puse a ver sus ultimas visitas al show de Letterman :)

David Lepe dijo...

JP: Bueno Bill, cierto. Bill es capaz de entristecerte y de matarte de la risa. Gracias vos, me gusta que te guste.

Zosesbnv: Bill es lo máximo, me gusta mucho su estilo. Saludos.

Eme: Siempre que sale en Letterman es entretenido y gracioso. Espero hayás visto cuando llega malo del cuello, esa visita me encanta. Saludos.

Omar dijo...

Para mi, Bill siempre será Bob Harris. Sólo por eso tendrá mi eterna admiración.

Maria del Mar dijo...

Personaje digno de cualquier homenaje!!

Saludos!!

Pásate por mi blog

http://lucescamaraaccionblg.blogspot.com/

David Lepe dijo...

Omar: Este señor es tan bueno, que para mí tiene como 5 personajes inmortales. Saludos, gracias por pasar por acá.

María: Es un lujo en cualquier papel que haga, hasta en los que no son tan buenos. Gracias por la leida. Saludos.