lunes, 17 de noviembre de 2008

Junior, el embajador de los perros


Junior, hijo de Kirby y de Friné. Su nombre completo es Junior Adonis. Su raza es spaniel tibetano, aunque tiene autoestima de doberman.

Hace 12 años me tocó escoger entre dos cachorros, ambos casi idénticos en forma y color negro. Eran hermanos, macho y hembra. Tuve una semana para decidirme. Yo jugaba mucho con ellos. Comencé a notar que uno era el más amable, saludaba a todas las personas que entraban a la casa y le gustaba quedarse dormido en las piernas de cualquiera. Fue fácil escogerlo al final. En mi casa le buscamos nombre durante un mes, hasta que mi padre lo llamó por Junior y él aceptó.

Ese año yo estudiaba ingeniería, carrera equivocada para mí, así que me capeaba y como todas mis amistades sí estudiaban, me regresaba a casa a jugar con el chuchito.

Siempre ha sido bondadoso. Cuando alguien se enferma, él lo acompaña y le lleva sus juguetes para animarlo.

Puedo decir que es cuate de mis cuates, ellos le tienen cariño.

Sigue saludando a cualquier persona que se acerca por la puerta principal de la casa, como amigos, familiares, el patojo del gas, basurero y testigos de Jehová.

Ama a los adultos, huye de los niños y odia a los de su especie. Debe ser por su pequeño complejo de superioridad.

Una de sus virtudes que más me divierte, es cuando en un salón lleno de personas comienza a surgir un aroma extraño, él llega a oler directamente al autor de la flatulencia. “Perro chismoso”, han dicho muchos.

Es un pidón profesional. Aunque no le guste lo que uno come, él pide, pide, llora y pide.

Ha sido un embajador de perros, porque personas que aborrecían la idea de tener una mascota, después de conocerlo se han comprado un chucho. Fácil conozco 7 nuevos fanáticos de perros caseros.

Es sobreviviente de tres operaciones, todas de los intestinos.

Su pasatiempo es hechar la hueva. Es mi fiel acompañante para ver películas en dvd. Hoy me hizo ganas mientras ví uno de Michelle Branch. Soporta la luz del televisor y el volumen fuerte, eso sí, me regaña si me muevo mucho porque eso sí le estropea el sueño.

Antes jugábamos mucho fútbol. Tenía un suéter amarillo así que lo nombraba Juninho, de Brasil. Era talentoso. Ahora en estos días, su edad y pocos dientes lo han obligado a retirase, aunque de vez en cuando peloteamos un poco con balones de algodón. Hoy en la tarde tenemos un reto, lo malo es que me desespera porque no pasa la bola, es muy chucho.

10 comentarios:

El Vigilante dijo...

Junior es ejemplar. Deberían de haber más chuchos como él. El Kirby también era buena onda. Todavía se le extraña a pesar de ser un poco amable. Ahora esa su tu chucha que tenés si es de agarrale el modo... pura traida parece.

Yorch dijo...

Yo no tengo ni he tenido mucha relación con tus perros, pero al leer esto me recordé del perrito aquel del Allan, divo, genio y figura en aquel video en el vos y Allan se declararon su amor homosexual, bueno al menos en video vaa. Curioso que uno mira a estos chuchitos y poco podés creer que pasaron 12 años. Ellos igual de chiquitos, y uno con achaques, más pereza y menos energias que ellos. Disfrutate todo lo que podás a los chuchitos

Seletenango dijo...

Hay mi patooojo, si tiene un caritaaaa...

el VERDE !!! dijo...

hoy casi me sacás las lagrimas, pues recordé los lazos con Terryalberto II, Terry para la familia... el último chucho que tuve y me acompañó por 13 años. Hace unos 3 que ya no está con nosotros.

Tener una mascota es de los mejores recuerdos que uno podrá tener en la vida. Chuchos y cuates... en esta vida venimos a cosechar amistad con ambos.

André dijo...

Jaja, qué buen cierre.
Yo nunca he tenido una mascota así que no puedo opinar mayor cosa, pero imagino que ha de ser una amistad bien especial.

Nicaprio dijo...

Ningún hombre, debería sobrevivir a su mascota

El Aguafiestas dijo...

el vigilante: El Junior es puro cuas tuyo. Y sí vos, mi perra es una hembra hecha y derecha.

yorch: el perrito divo se llamaba Chuchilín. Grandioso.

Seletenango: Ya se ve cansado, verdad.

el verde: Estas cosechas a veces duelen, más con sus enfermedades.

andré: Es una amistad muy especial que se forma, ya te tocará algún día.

nicaprio: No entendí tu comentario. Pero gracias.

Abril dijo...

La ultima parte buenisima!

Con la ternura que hablas del animalito, lleve a la conclusion que en tu casa existe mucho amor, por eso es que a pesar de ser lo que es aprendio a amar.

Edgarín dijo...

A mi no se me olvida que tenía un chucho que a pesar de que se estaba muriendo cuando llegue del colegio se levanto y me movio la cola... estampas de esos animalejos que uno no olvida.

El Aguafiestas dijo...

Abril: Entre tanto caos y gritos, tratamos que haya aunque sea un poco de amor en la casa. Y nuestras mascotas nos ayudan a eso. Gracias por la visita.

Edgarín: Te entiendo mano. Los perros tienden a querer y atender a sus amos. Saludo.