lunes, 12 de noviembre de 2012

El café con piernas de Eddy Roma



Quienes conocemos a Eddy Roma, sabemos que él no tiene nada que envidiarle a Wikipedia. Ese vasto y peculiar conocimiento de detalles tan importantes como irrelevantes, lo utiliza de una manera valiosa y modesta en su libro de cuentos Café con piernas.

Son 12 historias que te llevan de la mano por el universo geek, las emociones de la infancia y lo absurdo de la realidad. A veces recuerda a Pixar, en otras a Woody Allen y también a las mejores conversaciones Tarantinezcas que uno puede imaginar.

En el mundo de Eddy, los peleadores de lucha libre se desmadran contra sus contrincantes, no existen las coreografías. También existe un dormitorio en un hotelucho de México en el que no existe un switch para apagar el foco de luz. Y en Los Ángeles, California, vive un extranjero a quien muchos lo confunden con un tal Benigno, y por eso se gana besos de chinitas y golpizas de policías.

El autor también recuerda cuando éramos niños no teníamos nada más qué hacer por las tardes de lunes a viernes, que ver caricaturas en la televisión, de manera religiosa. Aunque en la habitación vecina existiera un caso de violencia familiar, lo único que valía la pena durante esas horas vespertinas era ver a nuestros héroes batallar contra los villanos malvados.

Y uno de mis pasajes favoritos, acerca de un pesado cuidador de un parqueo que se siente aludido por un cuento acerca de un ascensorista muerto, con características demasiado similares a él.

Si después de leer esto piensas que se trata de un libro sin sentido, créeme, te aseguro que necesitas viajar más o mejorar tus gustos cuando vas al cine.

Libro: Café con piernas.
Autor: Eddy Roma.
Casa editorial: Editorial Cultura.
Año de edición: 2011.
¿Dónde lo puedes encontrar? En Casa Cervantes, zona 1.

4 comentarios:

Issa dijo...

Ya me picaste! suena bien este libro! tks por la recomendación Abrazo!

David Lepe dijo...

suena bien, cuando esté a la venta la nueva edición te aviso. abrazo Issa.

Omar dijo...

Me enganchó totalmente la descripción! voy a buscarlo por estas tierras del norte mexicano. Un gran saludo David.

Pedro Alejandro dijo...

Creo que le escribiré a Santa Clos que ya no me busque esos libros de Capote que le pedí sino algo más latinoamericano. Gracias por la recomendación... y me apunto a la lista que comenzó Issa. ¡Avisame!