lunes, 16 de enero de 2012

Los penaltis


El niño que pateaba gritó “soy Cristiano Ronaldo”, y quien paraba en la improvisada portería respondió “y yo Casillas”, aunque con sus colochos de resorte oxidado se parecía más a Marcelo. Los dos hermanos vestían playeras color blanco percudido.

Un portón cerrado era suficiente para imaginar un arco del Santiago Bernabéu. El pequeño Cristiano Ronaldo tiraba unos grandes mameyazos, mientras el portero Casillas / Marcelo intentaba detener los disparos sin dejar caer sus nachos jalapeños. La madre de ambos les dio la pelota de cuero para que no la molestaran mientras vendía café y panitos dentro del edificio S2 por la noche.

A un costado, un canchito de piel blanca como la nieve vestía el uniforme del F.C. Barcelona, con todo y el “Qatar Foundation” en el pecho y el “UNICEF” en la espalda cerca de las nalgas. No olvidemos del cheque dorado Nike-ano a la altura del corazón. Le hervían los pies por integrarse al juego, pero su madre se lo había prohibido. Él le pidió más de una vez permiso para jugar, y ella se lo negó con mucho talento sin dejar de teclear en su iPhone . Minutos antes ella había tirado un par de miradas “chish” a los pequeños jugadores.

El mini barcelonista saltaba y reía viendo jugar a los diminutos merengues, deseando integrarse a los penaltis. Minutos después su madre lo agitó del brazo diciendo “al fin, nos vinieron a traer, ya está oscuro, venite”.

El portero preguntó a su hermano que por qué el canchito no había jugado con ellos. “Es obvio, porque él es del Barsa”, respondió y tiró el último penalti de la noche. Tenían que ayudar a su madre a cargar una cafetera y varias bolsas de pan.

6 comentarios:

LuisRo (P*!!!) dijo...

Sublime, cuando jugar es parte del medio tiempo del trabajo.

Speedy H.C dijo...

Detesto el fanatismo por el fútbol, más por esos 2 equipos, pero esta historia realmente me llegó (y)

Anónima dijo...

Me encantó la idea de que los niños lo vieran desde otra perspectiva! Eso es actitud!

David Lepe dijo...

LuisRo: Hola amigo. Gracias. De eso se trata un juego al final.

Speedy H.C: Gracias por tu lectura. Pues yo sí soy fan de uno de ellos, pero me contengo para no hacer tonterías, te confieso. Saludos.

Anónima: El juego de eso se trata, divertirse, dejar de pensar en lo que te preocupa. Saludos y gracias.

Hikaru dijo...

Como siempre, me encanta leerte David.

Y como son las cosas, la madre del "canchito" resultó ser tan despectiva y los niños pensaron que era por ser del otro equipo, la inocencia de la niñez.

Un abrazo.

Creatividad Digital 1 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.