lunes, 14 de noviembre de 2011

Hoy estoy triste

"Hoy estoy triste. Mi niña se me fue, prometió no volver. Había regresado una vez, pero prometió que sería la única. Y ahora ya no está. Solo porque me tomé dos whiskys, se enojó. Peló. Pero hoy vino mi amigo, no lo miraba desde hace 5 años, mírenlo. Estaba en los Estados, Chicago, trabajando, pero ya vino y lo quiero mucho. Pero hoy estoy triste, ya no sé qué haré. Le expliqué y le pedí perdón, pero se fue gritando. Mi muchachita. Ya ni vivir me parece bueno", dijo la mujer de blusa amarilla manchada de grasa, mientras nos servía dos litros de Gallo en una caseta en Oriente, y quien su aliento delataba que una noche antes no habían sido solo dos whiskys.

Todo esto mientras sonaba esta canción:

2 comentarios:

Miss Trudy dijo...

Conozco casos similares. Son trágicos. La adicción es más fuerte que los lazos familiares y aunque sufren los y las adictos, se aferran a su adicción aunque les cueste sus seres queridos. Una degradación terrible y si, son casos tan tristes.

La Rueda de la Fortuna dijo...

Quiero más whisky...quiero más
Quiero más whisky para olvidar...
Quiero más whisky y así empezar
a poner cada cosa en su lugar...

Como la vida misma...

LA RUEDA DE LA FORTUNA